Travel

Category Archives

Khanimambo o el Arte de dar Amor

Travel

Llegué a Khanimambo una mañana temprano, después de un paseo desde mi casa en la playa. Aquí me levanto con el amanecer y me acuesto con la luna llena sobre el océano, mi sueño lo arrulla el ruido del mar. El tiempo se para, los horarios los marca la naturaleza.

La dimensión del centro de Khanimambo sorprende nada más verlo, varios edificios pintados de blanco y verde con mensajes de inspiración en las paredes, un jardín en el centro, decoraciones manuales por todos los rincones. Aquí se respira alegría, cariño, valores, cercanía y cuidado. Khanimambo es un oasis en el medio del desierto de la pobreza.

 

 

 

El equipo que lo conforma, la mayoría gente local, te reciben con los brazos tan abiertos que su abrazo se siente incluso antes de cruzar la puerta. Los guía el amor y el respeto por lo que hacen, saben lo mucho que significa y la importancia de su tarea para los niños.

 

(Foto Fundación Khaminambo)

El primer abrazo que yo recibí en ese primer día fue inesperado. Estaba parada de pie en el comedor, un poco perdida y observando todo con asombro cuando noté que alguien estaba delante de mí, era un niño de unos tres años levantando los brazos y mirándome con un amor sin condiciones. Sólo quería abrazarme, lo cogí y otros seis niños vinieron en busca del mismo abrazo. El amor que esos niños te dan cuando vienes aquí no conoce barreras, ni edad, ni género, ni color, ni condiciones. No les interesa lo que haces o tu historia, les interesa darte amor y recibirlo de tu parte. Un intercambio tan puro y tan raro hoy en día. Ellos lo aprenden aquí, el amor por los demás, el respeto, el cuidado. Aquí la gente es rica en Amor, lo reparten en abundancia y eso lo incrementa cada día.

 

(Foto Fundación Khaminambo)

Los 300 niños que están aquí viven el milagro de Khanimambo, fuera de su realidad cotidiana que es increíblemente dura. Con las ayudas de socios, padrinos y colaboradores aquí hay 300 niños que comen, aprenden, ríen y juegan. Sus familias son conscientes de lo afortunados que son con esa ayuda. Hace diez años que Khanimambo está activo y ya algunos de esos niños están siguiendo sus carreras profesionales. Se dice que para ayudar a alguien es mejor darle herramientas para que hagan por ellos mismos, no hacerlo en su lugar. Los niños son las herramientas que Khanimambo está dando a esta comunidad y os aseguro que marcan la diferencia.

 

 

 


(Fotos Fundación Khaminambo)

Estoy asombrada de lo que veo, orgullosa de lo que aquí se hace y se vive, todo el dinero que reciben lo destinan al cuidado de estos niños. Nadie se beneficia salvo ellos. Y es de una manera organizada, responsable, respetuosa y humilde.

Os invito a que reflexionéis un poco, que miréis su página web y si en el fondo de vosotros se mueve algo colaborad, de la manera que prefiráis,

 

 

Khanimambo significa Gracias

 

Desde Mozambique con Amor

Travel

Desde mi nueva morada en la playa de Mozambique y disfrutando de una puesta de sol espectacular intentaré trasladaros lo que se siente en un momento como el que vivo.


Mozambique es un país muy interesante por su historia, paradisíaco por sus playas y asobroso por su gente. Nada más llegar al aeropuerto me recibieron expresiones como sea bienvenida a nuestro país del chico que ayudaba con los coches en la entrada. Cuando llegas a Mozambique te recibe una sonrisa general. Para que os hagais una idea de cómo son los mozambiqueños tienen un medio de transporte (a falta del público) que se llama “My Love”. Si si lo que oís, es una camioneta sin techo en la que van de pie cantidad de personas y para no caerse se agarran los unos a los otros (sean pareja o no! ;)). De ahí que lo llamen “My Love” y se mueran de risa contándotelo. El carácter aqui es festivo, amable y cercano.


Tengo la gran suerte de colaborar con una ONG aquí que me facilita una preciosa casa al lado de la playa con todo lo necesario . El ambiente es rural, las casas son humildes y los medios reducidos. Auténtico, muy auténtico. El guarda de la casa, Agostinho, y su familia viven a mi lado. Compartimos el jardín por el que se pasean la gallina de Agostinho con sus pollitos.

 


Cuando me asenté en la casa y dí el primer bocado del dia, todo sea dicho de paso la emoción te quita el hambre. Para los que hacéis dieta … EMOCIONAROS, cogí mi mochilita y me fui a pasear a la playa.

Al bajar las escaleras que llevaban a la arena se me aceleró el pulso y cuando me vi de pie en la orilla del Océano Indico todos los preparativos, la energia y el esfuerzo tuvieron sentido. Me puse a llorar como una niña
¿Qué más puedo pedir para empezar mi primer día?

¡Leven Anclas!

Travel

He levado anclas y emprendo rumbo al Sur … de Africa. Mozambique me espera con los brazos abiertos. El ancla se ha encallado al inicio. Mi aerolínea quería dejarme en tierra por problemas administrativos con mi tarjeta, nunca se os ocurra perder una tarjeta después de pagar un billete de avión, de desatan las alarmas de los temidos departamentos de ventas y literalmente te dejan en tierra. Por suerte tenia al angel bueno conmigo ese día. Estaba temblando como un flan y a punto del colapso. “No le voy a contar la historia de mi vida”, le dije a la mujer, “pero le aseguro que hoy NO es el dia para que no pueda volar”¿Os imagináis? Yo No.


Desde el aire os escribo, después de una buena cerveza para relajarme del susto y una cariñosa despedida. Tantos sentimientos se agolpan, tantas preguntas sin respuesta y tantos descubrimientos a punto de empezar. La vida como la veo ahora en muchos sentidos evolucionará a otras perspectivas. Viajar es la única actividad en la que tienes el cambio de visión asegurado. Y darle la vuelta al Globo con el poco equipaje que llevo (estás asombrados, lo sé) todavía me enseñará más de lo que es esencial y lo que no para mí. Por ahora os aseguro que lo que me da pellizcos en el estómago al dejarlo no es ni mi casa, ni mis cosas sino mi gente, la de verdad, a la que considero Familia. Y ellos estarán siempre ahí para mi pase lo que pase.
Miro a mi alrededor y me pregunto si alguien más de este avión estará empezando su vuelta al mundo. Las historias de cada persona que se sienta a tu lado pueden ser tan o más especiales que la tuya propia. Otro de mis retos, hablar más con desconocidos, intercambiar más experiencias!
Comienza mi Aventura!

¿Qué Ruta para la Vuelta al Mundo?

Travel

Imaginad que tomáis la decisión de iros a dar la vuelta al mundo en un año, gran momento para vivir, un subidón de adrenalina y una sensación de ligereza os embarga, ¿estáis visualizando el momento? Venga, ahora planeáis el cómo financiaros y el cuándo podéis iros. Os aseguro que querer es poder, hay opciones muy diversas desde ahorrar todo lo posible durante cierto tiempo hasta dedicaros a viajar trabajando  (para los curiosos os dejo una web útil www.helpx.net )  o una mezcla de las dos que es lo que haré yo.

Ya tenéis la base, hablemos ahora del dónde empezar y la ruta estimada grosso modo. Tomaros un minuto y decidme si es fácil decidir. Recordad que tenéis todo el mundo por recorrer… Tic Tac Tic Tac.

Así me encontré yo. Planté un mapamundi en la pared del comedor y comencé a investigar. Leyendo blogs de viajeros descubrí información muy útil sobre cómo decidir mi ruta. Fueron meses de deliberación, y todavía hoy la tengo como una ruta estimada, como decía el poeta “el camino se hace al andar”.

 

 

Los principales factores a tener en cuenta:

+Climáticos –  si quieres viajar con mochila y el menor equipaje posible a tu espalda necesitas evitar zonas frías

+Económicos –  ten en cuenta en qué países vas a poder sustentar tu economía en cuanto a alojamiento y comida para empezar

+Culturales –  cada persona se siente más o menos afín a diversas culturas, y a veces lo que menos te esperabas es lo que más te resuena. Abre tu mente

+Personales – siempre quise ir a… lo que siga en esa frase es un destino a tener en cuenta

Existen subfactores en estos factores pero sé que no los leeréis si lo hago muy largo, tenéis una vida muy ocupada lo sé. Por eso os hago resúmenes.

 

Mi viaje empieza el 1 de Septiembre de 2017 en África visitando Mozambique, Botswana y Sudáfrica.  De ahí seguiré siempre rumbo Oeste cruzando a Sudamérica: Argentina, Chile, Bolivia, Perú y Ecuador conforman la ruta inicial. Un salto a Maui en Hawai, procedente de esos factores personales de los que os hablaba, antes de pasar a Nueva Zelanda. Desde aquí mis queridos países asiáticos llenarán el resto del viaje: Japón, Indonesia,  Laos, Camboya, Myanmar. ¿Para terminar? Un poco de India y un broche final en Nepal ¿Nada mal, eh?

Uno de los objetivos de mi viaje es aprender a dejarme llevar y a evitar el querer tener el control de todo (o creerme que lo tengo).  Todo el párrafo anterior lo ha escrito la María que necesitaba absolutamente tener un plan. Quizás descubráis si seguís leyendo el blog que la Ruta ha variado tremendamente mientras se iba haciendo y la María que os escribe modifica con sus pasos el plan establecido. En esto consiste el camino.

Todavía hoy, a menos de un mes de irme, no soy realmente consciente del gran proyecto que emprendo. Los preparativos me han tenido muy ocupada para pensar en ello y los nervios que comienzan en mi estómago hablan más de lo que dejo: mi casa, mi gente, mi amor. Seguramente mi toma de conciencia llegue en una puesta de sol africana mirando al Océano Indico.

Continuará 

 

Fuente:  https://rutasdearena.tumblr.com/ Blog muy recomendable si os gusta África y sus paisajes